Supongo que una felicitación es eso una felicitación y poco más. En este caso es algo más. Hace más de una semana pillé algo de frío y los días siguiente en moto pues no parecía yo con la cantidad de capas que me puse, pero por desgracia la cosa acabo en algo muy común últimamente pero que es una mierda, di positivo. Sin querer convertirlo en un alegato político os diré que el gobierno fatal, sigo por ejemplo sin poder tramitar baja porque no se ponen en contacto conmigo. Y no me habléis de saturación sanitaria que la del centro de salud que se negó atenderme, no estaba que digamos muy atareada. Y como no todo es negativo ahora viene el momento de los grandes gestos de amigos que te hacen sacar más de una sonrisa.

Gracias Vanessa por haberme ayudado en que La Familia pudiese hacer su función estos días. Si somos raros y somos la necesidad de algunos. Gracias a mi madre por aportar su granito de arena en estas navidades diferentes para que no sean tan raras. A mi suegra porque como no ha participado en los menús navideños. A Xiscky aun estando mal sabría organizar las mejores fiestas. A mis hijos Andrés, álvarito y nuestras partidas al Risk, si me habéis ganado una batalla pero no la guerra.

 

Como veis hay que saber adaptarse a la situación. Y aunque esta Nochebuena no voy a poder estar en casa mis padres no me quitarán la ilusión. Y a la vuelta de estos días de fiesta ya os digo que La Familia sigue en pie con más ganas que nunca de luchar… y rodar!

 

Felices fiestas y seguid rodando!

y de paso si apoyáis a La Familia y al pequeño comercio pues mejor porque tenemos la intención de seguir luchando