A veces uno tiene que dejar la verguenza de lado y tirar para delante. Este es uno de esos casos. LLega una artistaza y me pide si le pinto un objeto para su muro de amistades. Primera cosa que se me pasa por la cabeza, como voy a pintar algo yo para una artista. Pero bueno es el momento de dejar la verguenza de lado y aqui va mi granito de arena para su muro

serruchostain